Clasificación de accidentes de trabajo

Existen dos clasificaciones en las que pueden encuadrarse los accidentes de trabajo según el lugar en donde ocurran: incapacidad o riesgo profesional y riesgo no profesional o invalidez.

La clasificación de un accidente de trabajo es un aspecto fundamental porque de ella dependerá el monto de la indemnización ART que recibirá el empleado que haya sufrido el desgraciado incidente. Las características de estas clasificaciones pueden variar de un país a otro pero en general, son las siguientes:

Características de una incapacidad o riesgo profesional.

En este grupo se incluyen los accidentes de trabajo ocurridos dentro de las instalaciones de la empresa en donde trabaja el empleado y los siniestros que haya sufrido el trabajador mientras cumplía sus funciones laborales, aunque el incidente haya ocurrido fuera del espacio físico de la empresa.

  • Si el accidente amerita que el trabajador lesionado guarde reposo, el empleador o la ART tiene la obligación de otorgarle un subsidio que le permita mantenerse económicamente hasta que puede retornar a su puesto de trabajo. El subsidio debe ser de una cifra equivalente a su sueldo mensual.
  • Si luego de 12 meses el trabajador continúa sin poder reincorporarse a su empleo, entonces se le otorgará al damnificado una pensión provisional o temporal que no podrá mantenerse por un tiempo superior a los 24 meses.

Características de una invalidez o riesgo no profesional.

En esta categoría se incluyen los accidentes que puede sufrir una persona estando fuera de su lugar de trabajo, o mientras se encontraba desempeñando una actividad que no estaba relacionada con sus obligaciones laborales. Es decir, son accidentes que le impiden a una persona trabajar pero que no están originados directamente en su actividad laboral.

  • En este caso se le otorgará al trabajador un subsidio pero cuyo monto no equivaldrá, como en la clasificación anterior, al 100% de su sueldo, sino que únicamente alcanzará alrededor del 60% del sueldo mensual que normalmente percibía el trabajador.

El trabajador tendrá derecho a este subsidio siempre y cuando el accidente lo incapacite para trabajar por un lapso mayor a los tres días. Si la lesión se cura antes de los tres días, entonces el empleado no tendrá derecho a ningún subsidio.