¿Qué es un accidente de trabajo?

Todos corremos el riesgo de sufrir alguna lesión o daño físico o psicológico en nuestro lugar de trabajo pero no todos ellos constituyen un accidente de trabajo.

El concepto de “Accidente laboral” estará determinado por las leyes de cada país, pero casi todas coinciden en afirmar que un accidente de trabajo hace referencia a un hecho imprevisto o repentino, que ocurre como consecuencia de la tarea o función que desempeña el trabajador, y que ocasiona en él una lesión orgánica, un daño psiquiátrico, invalidez o incluso la muerte.

Características de los accidentes de trabajo.

Para que un incidente encuadre legalmente como accidente laboral, es condición necesaria que se trate de un acontecimiento súbito, que se dio de forma repentina e inesperada y que produjo consecuencias en el trabajador.

Por ejemplo, si una persona sufre de dolor de espalda provocado por su actividad laboral, estamos hablando de un dolor que surgió en un momento determinado y que se mantuvo en el tiempo durante semanas o meses. Como el empleado continúa realizando la misma actividad, el dolor se intensifica hasta desencadenar una lesión. Éste es un caso de enfermedad laboral y no de un accidente de trabajo.

  • Por causa del empleo.

Para que un incidente sea considerado accidente laboral es indispensable que ocurra dentro de la jornada laboral y cuando el trabajador estaba realizando sus tareas habituales.

  • Por ocasión del empleo.

En este caso la persona sufrió el incidente cuando no se encontraba dentro de su espacio físico de trabajo, pero dicho incidente es considerado accidente de trabajo si el individuo estaba realizando una tarea o actividad que está directamente vinculada con sus funciones laborales.

Los accidentes ocurridos durante viajes de trabajo son un claro ejemplo de esta característica.

  • Consecuencias físicas o psicológicas para el trabajador.

Por último, para que un accidente pueda ser considerado un accidente de trabajo, es necesario que la persona sufra algún daño en su integridad física o una perturbación a nivel psicológico, que le impidan reincorporarse a su lugar de trabajo y realizar las tareas que desempeñaba habitualmente antes del momento del accidente.